Espacio disponible para su publicidadNoticias Jóvenes  

  Febrero  
9
  Jueves  
   

Consejo de la Juventud de Zaragoza

MisMontes.com

AupaZaragoza.com

Iglesia en Zaragoza (Hoja Diocesana)

Espacio Disponible para su PUBLICIDAD 976 274426

  
Colonias de Verano Ánade en el Pirineo Aragonés para chicos y chicas de 7 a 17 años - ABIERTA LA INSCRIPCIÓN VERANO 2021

Conocer el IslamLos musulmanes en Medina y la muerte del Profeta
Mª Pilar Zaldívar (Dec 05, 2007) Conocer el Islam
Tras tener que huir de La Meca, Muhammad y sus seguidores se instalaron en Medina convirtiéndola en la primera ciudad musulmana. De este modo, lo que había sido una comunidad de creyentes, unida por vínculos exclusivamente religiosos, se transformó en una comunidad política que necesitaba organizarse socialmente y dotarse de leyes que regularan la convivencia de sus miembros.
Ante esta necesidad, el Profeta se encargó de establecer normas que, en el futuro, regirían diversos aspectos de todas las comunidades musulmanas, no sólo la de Medina. Así, por ejemplo, se ocupó de regular los matrimonios, las herencias, las relaciones entre padres e hijos, los juicios… Posteriormente, todas estas normas serían recogidas en el libro sagrado de los musulmanes: el Corán.

Tanto él, como los califas que le sucedieron al frente de la comunidad de los fieles, recibieron el título de “Amir al-muuminin”, es decir, “Príncipe de los creyentes”, lo cual significa que tenía un doble papel: político y religioso, ya que ostentaba la autoridad política sobre una comunidad de creyentes.

Desde Medina, el islam se fue abriendo paso por toda la península arábiga. Los Omeya, al no poder frenar su potente expansión, terminaron por ceder y Mahoma pudo volver triunfante a La Meca en el año 630. Vivió sólo dos años más.

Su desaparición planteó un gran problema, pues dejó un enorme vacío religioso y de poder difícil de llenar. Además, no designó sucesor, ni siquiera dejó establecido el modo de elegirlo.
Tras muchos debates, se decidió que la persona adecuada para sucederle era su suegro, Abu Bakr, padre de su segunda mujer, Aisha. Era un hombre famoso y respetado por su piedad y su cercanía al Profeta.

Con él se inició el periodo de los califas llamados “Rashidun”, “Bien guiados” o “Perfectos”. Fue una etapa de unos treinta años en la que se sucedieron al frente del califato Abu Bakr, Omar, Uthman y, finalmente, Ali (el primo de Muhammad). Fue la época de mayor expansión del islam, pero terminó con el asesinato de Ali y dio lugar al comienzo de la “fitna” o guerra civil entre hermanos musulmanes, que comentaré en el próximo artículo.

  
BUSCAR EN NJ: