Espacio disponible para su publicidadNoticias Jóvenes  

  Enero  
27
  Viernes  
   

Consejo de la Juventud de Zaragoza

MisMontes.com

AupaZaragoza.com

Iglesia en Zaragoza (Hoja Diocesana)

Espacio Disponible para su PUBLICIDAD 976 274426

  
Colonias de Verano Ánade en el Pirineo Aragonés para chicos y chicas de 7 a 17 años - ABIERTA LA INSCRIPCIÓN VERANO 2021

NacionalEl PP y el PSOE reforzarán su campaña electoral en circunscripciones grandes
Redacción (NJ) (Oct 07, 2015) Nacional
Una vez pasadas las elecciones catalanas, PP y PSOE están centrados ya en definir su estrategia de cara a los próximos comicios generales de diciembre. El desafío para ambos es frenar el fuerte avance de Ciudadanos y Podemos, y para ello tanto Génova como Ferraz reforzarán su campaña en las circunscripciones grandes, (ver gráfico) las que cuentan con más de cinco diputados.

En estas provincias, los dos partidos mayoritarios cuentan con que Podemos y Ciudadanos aún no disponen de estructuras fuertes de partido, y que los votantes son más tradicionales, es decir, cambian menos de partido. A ello se une que con el sistema D’Hondt conseguir los primeros escaños cuesta más votos que obtener los últimos, lo que perjudica a los partidos pequeños y favorece a los grandes.

«Apostaremos más fuerte por los territorios donde tenemos más posibilidades de sacar los últimos escaños, porque serán los que decidan las elecciones. En las grandes provincias nos jugamos perder 3 ó 4, pero en las pequeñas lo que nos puede pasar es bajar de 2 a 1; si pasa en Almería, pierdes sólo un escaño, pero en Alicante pierdes seis», subrayaba el lunes como ejemplo un diputado del PP.

«En las últimas elecciones Rajoy procuró ir casi pueblo a pueblo. Esta vez creo que le veremos más en los grandes cinturones industriales», sostiene otro. Es precisamente en estos núcleos donde Podemos y Ciudadanos pretenden desplegar toda su fuerza, donde cuentan con estructura y tienen los mayores nichos de votos.

En el PSOE, la sensación es la misma. «Vamos a perder votos por la izquierda por la llegada de Podemos, el que diga lo contrario miente, así que se trata de minimizar daños y para eso tendremos que reforzarnos donde más competencia vamos a tener: las grandes circunscripciones, porque es donde a Podemos le ha dado tiempo a crearse una estructura. Los pueblos que eran del PSOE o del PP seguirán siendo del PSOE o del PP», señala un diputado socialista.

«Cada escaño de Ciudadanos son dos del PP», según la fórmula que se aplica al reparto de votos, indica un dirigente popular. No obstante, recuerdan que existe un peligro cierto en esta situación: el voto desaprovechado, que termina no sirviendo a nadie. Recurriendo de nuevo a los ejemplos, ponen el de la Alcaldía de Madrid, donde «la candidata Esperanza Aguirre se quedó a unos miles de votos de obtener un concejal más, lo que le habría permitido hacerse con una mayoría suficiente para haber alcanzado pactos de Gobierno. Y Vox obtuvo en esos mismos comicios 9.843 votos que, si hubieran ido al PP, le habrían dado ese escaño 22 a Aguirre».

Otro ejemplo que los populares utilizarán para explicar por qué el voto útil es el que se otorga al PP es Castilla-La Mancha. En este caso, dicen, los 410.886 sufragios obtenidos por la formación de la gaviota le dejaron a un escaño de la mayoría absoluta. PSOE y Podemos se unieron entonces, logrando el primero mayoría suficiente para formar gobierno y arrebatárselo al PP.

Los 94.626 votos que fueron a parar a Ciudadanos -un 8,6 por ciento del total- no tuvieron ninguna utilidad práctica, puesto que el partido naranja no consiguió escaño. La conclusión a la que llegan en el PP es: «Si no quiere que haya una coalición del PSOE con radicales, vote al Partido Popular, porque otra opción puede suponer tirar su voto».

Para sumar desde todos los ángulos a la próxima campaña electoral, varias voces se han escuchado pidiendo que en la misma participe en expresidente José María Aznar. A pesar de la tensión evidente que han producido sus declaraciones de esta última semana -en la que por dos veces y públicamente advirtió de que Ciudadanos estaba «robando la merienda» al PP en su campo, el centro-derecha- en el partido saben que Aznar es un activo que suma.

La presidenta regional madrileña, Cristina Cifuentes, se manifestó a favor de esa intervención: «Yo le pediría a mi presidente honorario que por favor nos ayude a ganar las elecciones, que aquí no sobra nadie y todos somos necesarios».

Casi al mismo tiempo, el portavoz del PP en el Congreso, Rafael Hernando, se decía «seguro» de que el expresidente, al que ha definido como «un hombre de honor», va a trabajar por que el PP gane las próximas generales y participará «de una forma u otra» en la campaña. Apenas 24 horas antes había sido el vicesecretario sectorial Javier Maroto, miembro de la actual dirección popular, el que en el plató de Antena 3 TV dijo que «sería un placer poder contar» con Aznar en la campaña.

En la formación que lidera Rajoy perfilan ya su estrategia de campaña, que quieren basar sobre todo en «explicar lo que se ha hecho»: comparar «cómo está España ahora y cómo estaba al inicio de la legislatura». Las grandes cifras saldrán de nuevo a relucir, y también el crecimiento paulatino del empleo. Pero no será lo único: en la cúpula del PP quieren incidir también en las políticas sociales, que el Gobierno «ha seguido haciendo siempre, pese a la demagogia de los partidos de izquierda», aseguran. Habrá temas recurrentes en los actos de campaña, como las pensiones: «No sólo las hemos garantizado, sino que no las hemos bajado, como hicieron los socialistas», explican en la dirección.

Además, también se «sacará pecho» por otros servicios públicos «que se prestan con enorme calidad, incluso después de los recortes que la crisis obligó a adoptar». Entre ellos, la Sanidad, con el recuerdo a «cómo se trató el caso de ébola en España, donde todo el tratamiento corrió a cargo de las arcas públicas; igualito que en Estados Unidos», comparan.

  
BUSCAR EN NJ: