Espacio disponible para su publicidadNoticias Jóvenes  

  Enero  
27
  Viernes  
   

Consejo de la Juventud de Zaragoza

MisMontes.com

AupaZaragoza.com

Iglesia en Zaragoza (Hoja Diocesana)

Espacio Disponible para su PUBLICIDAD 976 274426

  
Colonias de Verano Ánade en el Pirineo Aragonés para chicos y chicas de 7 a 17 años - ABIERTA LA INSCRIPCIÓN VERANO 2021

FútbolEl Plan de Benítez para dosificar a sus estrellas
Redacción (NJ) (Jun 16, 2015) Fútbol
El diagnóstico del análisis final del Real Madrid que Benítez estudia y conoce al dedillo es directo, crudo, realista: fue derrotado por su desgaste físico, no los rivales. La dirección deportiva del Real Madrid valora en su estudio interno que la coincidencia de las lesiones de Modric, Ramos y Pepe en la Copa frente al Atlético y la ausencia de Modric, James y Benzema a lo largo de diferentes fases de la campaña fueron las claves decisivas para perder igualmente la Liga y la Champions. El informe técnico revela que la baja del centrocampista croata ha sido fundamental en este balance sin títulos, al borde del éxito y sin trofeos en el palmarés.

Benítez viene a la empresa que conoce tan bien para cambiar esa tendencia repetida en los últimos años. Su premisa será dosificar a sus futbolistas básicos paras que lleguen en buenas condiciones al tramo decisivo. Su planificación precisa el cuidado con James, Modric, Kroos, Benzema, Bale y Cristiano Ronaldo para que no vuelvan a sufrir lesiones o merma física en la ora de la verdad.

El objetivo está trazado. Ningún jugador debe alcanzar los cuarenta y cinco partidos reales. Mimará especialmente a sus seis puntales de la creatividad. Nadie puede disputar cuatro partidos consecutivos completos. Las lesiones de James, Benzema y Modric y el cansancio que Kroos, Cristiano y Bale soportaron en diversas etapas de la temporada no pueden repetirse.

La reflexión del club es sincera: el desgaste acumulado de estos seis baluartes por marcar el récord de veintidós victorias consecutivas supuso un agotamiento que se pagó en enero, cuando la derrota en Valencia por 2-1 acabó con la marca y abrió una brecha.

Los informes son claros. Roto Modric desde el 16 de noviembre, Ronaldo comenzó a notar el esfuerzo en diciembre. No rindió bien en el Mundial de Clubes. Kroos pidió ya un respiro. Ramos y Pepe cayeron en la Copa frente al Atlético. El Madrid quedó eliminado. Allí nació la crisis.

El Balón de Oro no se encontraba físicamente a punto y James se rompió el 4 de febrero, tras marcar el gol decisivo frente al Sevilla (2-1). Fue baja durante 61 días en los que su equipo perdió la Liga. El 4-0 del derbi abrió definitivamente una herida que costó el campeonato. Sin James ni Modric, el Madrid empató frente al Villarreal y perdió en San Mamés. Adiós título.

Modric reapareció frente al Schalke, cuando un Cristiano ya recuperado salvó al club de la eliminación en la Champions al marcar los tres goles de la derrota por 3-4 ante los alemanes. Pero el croata recayó un mes después. Benzema se lesionó en el duelo de Champions ante el Atlético. Y los dos quedaron fuera de combate para el tramo determinante de los éxitos. El francés reapareció en el encuentro de vuelta ante los italianos sin estar al cien por cien. El Madrid fue eliminado. Benítez no quiere reescribir un informe con todas estas bajas por exceso de partidos. Hay que evitarlas. Desea graduar los minutos de sus pupilos para que se encuentren bien cuando más hacen falta.

El reparto de esfuerzos que el responsable del equipo ejecutará con sus seis hombres de creación tiene una lectura: serán sustituidos a partir del minuto 65 cuando el resultado lo permita. Varios de ellos tendrán descansos en partidos teóricamente sencillos que sean preludio de enfrentamiento de Champions. Dirigir ese asueto rotatorio de descansos es un sistema que Benítez aplica con detalle desde su época en el Valencia y en el Liverpool.

Su ideario posee una visión anversa: todos sus jugadores tendrán minutos como máximo cada tres semanas. No habrá ningún futbolista sin competición durante veinte días.

Las sustituciones tienen dos virtudes: dejan al titular con más ganas de volver a jugar y dan la oportunidad a los reservas de sentirse importantes. Provoca la competitividad de todos. Su preocupación es no tener agotados a los seis puntales de la construcción ofensiva en febrero. Necesitará a varios «Iscos». El andaluz es el ejemplo a seguir por los suplentes para jugar.

  
BUSCAR EN NJ: