Espacio disponible para su publicidadNoticias Jóvenes  

  Febrero  
9
  Jueves  
   

Consejo de la Juventud de Zaragoza

MisMontes.com

AupaZaragoza.com

Iglesia en Zaragoza (Hoja Diocesana)

Espacio Disponible para su PUBLICIDAD 976 274426

  
Colonias de Verano Ánade en el Pirineo Aragonés para chicos y chicas de 7 a 17 años - ABIERTA LA INSCRIPCIÓN VERANO 2021

Conocer el IslamAlmorávides y Almohades
Mª Pilar Zaldívar (Aug 12, 2008) Conocer el Islam
Como quedó explicado en artículos anteriores, al-Andalus en el siglo XII quedó en manos de aquellos extranjeros norteafricanos llamados almorávides. Llegaron a finales de la centuria anterior y lograron extender su poder sobre las taifas al tiempo que consiguieron frenar el avance cristiano que ahogaba a los pequeños reinos andalusíes. Su victoria más emblemática frente a los cristianos se produjo en 1086 en Zalaqa (o Sagrajas), apenas un año después de la pérdida de Toledo, lo que sirvió para demostrar que el islam (en su nueva versión africana) seguía siendo capaz de medir sus fuerzas frente al ejército del rey Alfonso.

Desde el punto de vista religioso, pretendían imponer una práctica de la fe más aferrada al tradicionalismo para alejar a los andalusíes de sus costumbres libertinas. En cuanto a lo político intentaron conseguir un distanciamiento de los reinos cristianos y poner fin al pago de las parias que estaba ahogando a los reinos andalusíes. Sin embargo, pronto se acomodaron a los placeres de la vida regalada y el rigorismo inicial de su mensaje se fue diluyendo.

En 1120 sufrieron una severa derrota frente a las tropas aragonesas en la batalla de Qutanda que supuso el principio del fin de la presencia almorávide en la Península.

Tras la retirada de los almorávides se produjo un periodo de resurgimiento de los antiguos reinos que los historiadores han dado en llamar “Segundas Taifas”. Aparecieron de nuevo varios estados independientes entre sí, aunque en un espacio geográfico diferente al del siglo anterior, ya que los cristianos habían hecho avanzar las fronteras hacia el sur y el este.

Entre tanto, en el norte de África se desintegró el imperio almorávide y dejó su sitio a un nuevo poder: el de los almohades, que fundaron la ciudad de Marrakech en donde instalaron su capital.

Estos norteafricanos también sintieron atracción por los territorios que se extendían al norte del Estrecho y lo cruzaron para apoderarse de ellos venciendo también a los cristianos en la batalla de Alarcos en 1195.

El desarrollo histórico de su estancia en la Península fue similar al de los almorávides y también terminó con una sonora derrota militar frente a una alianza de los reinos cristianos peninsulares en 1212 en las Navas de Tolosa.

  
BUSCAR EN NJ: