Espacio disponible para su publicidadNoticias Jóvenes  

  Febrero  
9
  Jueves  
   

Consejo de la Juventud de Zaragoza

MisMontes.com

AupaZaragoza.com

Iglesia en Zaragoza (Hoja Diocesana)

Espacio Disponible para su PUBLICIDAD 976 274426

  
Colonias de Verano Ánade en el Pirineo Aragonés para chicos y chicas de 7 a 17 años - ABIERTA LA INSCRIPCIÓN VERANO 2021

Conocer el IslamLa Taifa de Zaragoza II
Mª Pilar Zaldívar (Jul 11, 2008) Conocer el Islam
A pesar de haber vivido las consecuencias del reparto de territorios que su padre había hecho entre sus hermanos, al-Muqtadir hizo lo mismo con sus hijos y dejó a Yúsuf al-Mutamin Zaragoza, Tudela, Huesca y Calatayud y a Mundir Lérida, Monzón, Tortosa y Denia, lo que provocó constantes enfrentamientos entre los dos hermanos.

Durante el reinado de al-Mutamin se produjo la caída de Toledo en manos de Alfonso VI (1085). Esta noticia tuvo un gran impacto en todo al-Andalus, pero fue especialmente preocupante para Zaragoza, ya que la aislaba del resto de los reinos musulmanes, pues Valencia había quedado también bajo el control del rey castellano. Ese mismo año murió al-Mutamin. Le sucedió su hijo al-Mustain, quien vio agravarse aún más la ya de por sí complicada situación: la ciudad de Zaragoza fue sitiada por Alfonso VI.

La caída de Toledo había hecho sonar todas las alarmas y fue el detonante para que las taifas de Sevilla, Badajoz y Granada llamaran en su ayuda a los almorávides. Estos acudieron y obligaron a los castellanos a levantar el cerco de Zaragoza para acudir a Sagrajas, donde fueron vencidos.

De este modo el sur de al-Andalus quedó en manos de los almorávides mientras que Zaragoza fue la única taifa musulmana que permaneció independiente.

La presión aragonesa por el norte era, cada vez, más fuerte pero al-Mustain consiguió mantener el equilibrio de fuerzas hasta su muerte en 1110 gracias al apoyo de los castellanos, que cobraban sustanciosas parias. Sin embargo su hijo y sucesor, Imad al-Dawla, ya no fue capaz de sostener la situación y tuvo que ver cómo el partido pro-almorávide fue ganando adeptos entre sus súbditos y cómo acabó abriendo las puertas de la ciudad a los africanos.

Tanto Imad al-Dawla como su hijo, Sayf al-Dawla, terminaron sus días refugiados en la fortaleza de Rueda y conspirando desde allí para tratar de obtener la ayuda de los aragoneses con el fin de recuperar el gobierno de la taifa.

Los almorávides eran extranjeros y eso lo sabían bien tanto los zaragozanos como el rey aragonés, quien logró tomar la ciudad de Zaragoza el 18 de Diciembre de 1118 aprovechándose de los enfrentamientos internos. Buena muestra de que tenía bien clara la distinción entre andalusíes y almorávides son las capitulaciones que otorgó a Zaragoza tras su caída en las que dejó bien clara la diferenciación estableciendo en uno de sus artículos que “si los almorávides causan daño a los cristianos, no se tomarán represalias sobre los musulmanes autóctonos”.

Según M.J. Viguera en Aragón Musulmán, “la separación de intereses entre los musulmanes autóctonos y los almorávides (…) fue uno de los motivos que precipitaron la conquista cristiana de la Marca Superior que aún quedaba bajo dominio islámico.”

Entre los andalusíes los había:

a)Inclinados a aceptar el sistema de capitulaciones bastante favorables que les ofrecían los cristianos.

b)Inclinados a someterse a sus hermanos de fe.

Mientras que a los almorávides no les quedaba otro remedio que resistir frente a los cristianos, ya que estos últimos pretendían reemplazarlos en el poder.

Siguiendo a M.J. Viguera, podemos afirmar que “la política de Alfonso I ante esta situación tan aprovechable (…) parece haber sido muy clarividente y precisa: ganarse al musulmán autóctono, al perjudicado por la intervención almorávid (…) y emplear su reivindicación, o al menos su actitud de intereses lesionados, contra ellos.”

La caída de la ciudad de Zaragoza fue seguida por un rosario de conquistas cristianas que significaron el final del dominio musulmán de la Marca Superior en las primeras décadas del siglo XII.

  
BUSCAR EN NJ: